Málaga: las praderas de posidonia se están degradando por el deterioro del hábitat

Publicado por FAMM en

La Fundación Aula del Mar Mediterráneo y ‘Mares Circulares’ presentan los resultados del estudio ‘Bosques Sumergidos’

Con el objetivo de analizar el estado de conservación ambiental y evolución de las praderas de posidonias en la provincia de Málaga, a través de acciones de seguimiento y monitoreo submarino, la Fundación Aula del Mar Mediterráneo (FAMM), en colaboración con el programa ‘Mares Circulares’ de Coca-Cola Europacific Partners, han realizado el estudio ‘Bosques Sumergidos

En la provincia de Málaga, anteriormente abundante, únicamente quedan cuatro zonas con poblaciones aisladas de Posidonia oceanica en las aguas costeras de Nerja, Mijas, Marbella y Estepona, la mayoría de ellas dentro de Espacios Naturales Protegidos.  Conocer su estado actual es crucial para tomar medidas de conservación a corto-medio plazo y de esa forma poder garantizar la supervivencia de estas poblaciones del extremo occidental mediterráneo. La recopilación de datos implicó muestreos submarinos, estudios de biodiversidad y captura de imágenes utilizando diversos equipos.

Según estos datos, las cuatro zonas presentan esta situación:

  • Nerja: Las praderas están diseminadas entre varias calas y playas, que inicialmente era una pradera continua que bordeaba todo el litoral.
  • Mijas: Se localizan dos espacios dentro del ZEC Calahonda:
    Punta de Calaburra y otro en la propia cala de Calahonda y Cala de Calahonda.
  • Marbella: En Cabopino, y numerosas pequeñas praderas diseminadas.
  • Estepona: Dos espacios principales: El Saladillo y Punta de Plata.

En este momento, hay una regresión de las praderas debido al deterioro del hábitat por actividades humanas, el aumento de temperatura y la invasión de especies de algas. La pérdida es del 60% en algunas zonas de Málaga. De ahí la necesidad de protección y restauración de las praderas en buen estado ambiental.

Las malas prácticas de pesca que incumplen la normativa, el fondeo de embarcaciones, la turbidez del agua y la infraestructura portuaria y urbana plantean amenazas importantes. La extracción de arena y la introducción de especies de algas invasoras también afectan a las poblaciones de pastos marinos.

A modo de conclusión, para conservar la Posidonia oceanica, se deben tomar diversas acciones:

  1. Iniciar acciones directas de protección.
  2. Mayor control y vigilancia para el cumplimiento de normas en la pesca y el anclaje de embarcaciones.
  3. Control de la contaminación y turbidez del agua.
  4. Control de especies invasoras.
  5. Seguimiento ambiental continuo.
  6. Educación, concienciación y participación ciudadana.

El Programa 2023 se ha centrado en la provincia de Málaga, con varias líneas de acción:

  • El estudio del estado ambiental de sus poblaciones y propuestas de acciones de conservación.
  • Jornadas de información, sensibilización ambiental y participación ciudadana en playas, con más de 300 participantes
  • Celebración de la Semana Bosques Sumergidos en IES de municipios en los que habita la Posidonia con la participación de más de 500 alumnos.

En el estudio han participado más de 50 submarinistas de 10 clubes de buceo.

En su intervención, Alejandro García Alonso, jefe de Asuntos Públicos, Comunicación y Sostenibilidad en Coca-Cola Europacific Partners, Región Sureste, resaltó que “Mares Circulares es el proyecto más ambicioso de Coca-Cola para la limpieza de costas y fondos marinos, la sensibilización de la ciudadanía y el desarrollo  y fomento de la economía circular en España y Portugal”. “El cambio climático también es un hecho que no podíamos obviar y por ello desde el 2022 se integra, junto a acciones enfocadas en la protección de la biodiversidad marina, a través de varios proyectos enfocados en la recuperación y conservación de posidonia en el Mediterráneo, unidos a otra serie de iniciativas”, añadió.

El director de la Cátedra de Ciencias del Litoral de la Universidad de Málaga, Francisco Ignacio Franco, resaltó la importancia de la colaboración entre instituciones para solucionar entre todos los problemas medioambientales en el entorno litoral: “es adecuado que realicemos una gestión responsable de los residuos de toallitas húmedas, envases, plásticos para evitar el impacto en los fondos marinos. Es importante que desde casa seamos el primer eslabón de la cadena solidaria que debe cuidar los mares”.

Juan Antonio López, presidente de la Fundación Aula del Mar Mediterráneo subrayó que “Con este estudio, se pretende poner en valor el papel ambiental de la posidonia en el Mediterráneo y promover acciones para su conservación ya que desempeña un papel crucial en los fondos marinos mediterráneos, proporcionando hábitat, alimento y oxígeno”.

Y añadió que “la FAMM tiene por objeto la conservación y restauración de la biodiversidad y patrimonio natural del medio marino y litoral del Mediterráneo “. Para ello, tiene cuatro líneas básicas de actuación:

  1. Las personas y el mar: Promover la participación ciudadana y el voluntariado ambiental del medio marino y litoral
  2. Conocer para proteger: Desarrollar programas de formación y educación ambiental en todos los sectores y colectivos de la Sociedad.
  3. Comunicación y divulgación: Compartir conocimientos y concienciar a través de la divulgación mediante redes sociales y  publicaciones.
  4. Investigación, Conservación y Restauración ambiental: Estudiar los ecosistemas y especies marinas y litorales, y realizar acciones directas para su conservación y restauración.
Categorías: noticias

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *